10 consejos para comprar por Internet.

1. Ten cuidado con a quién das tu tarjeta de crédito o tu cuenta bancaria:  la regla es muy sencilla, puedes comprar en Walmart o Carrefour o sitios incluso menos conocidos con todas las garantías. Pero si tienes que comprar en una tienda menos conocida es recomendable pasar al punto 2.

 

2. Medios de pago online: existen sitios y aplicaciones cuya única utilidad es realizar pagos de manera segura, interponiéndose entre tu tarjeta y el vendedor. Se trata de aplicaciones como Paypal o Moneybookers donde puedes transferir sólo el dinero que quieres destinar a uno o varios pagos y pagar directamente a través de ellos por una determinada comisión. La más extendida es Paypal, es una especie de monedero electrónico, y en el peor de los casos sólo podrías perder el importe que almacenes en ese monedero.

 

3. Ten cuidado con los falsos sitios oficiales: en ocasiones es complicado asegurarse de que realmente estás en la página oficial de un medio de pago o de una tienda online, ya que las falsificaciones son cada día más elaboradas. Sin embargo hay varios trucos.

a) Buscar en Google la tienda en la que deseas. Normalmente una tienda o página falsa no aparecerá en los primeros resultados.

b) Ten cuidado con los subdominios y dominios similares al original pero que no lo son. Por ejemplo, si sabes que la web de tu banco es bancocaribe.com.do pero eres redirigido a un dominio llamado bancocaribe.rd.com.do o bancocaribe05.com.do,no puedes confiar en estos últimos. Es evidente que unos jeans Gap no son unos Levi’s, ni una tele Simsun es una tele Samsung. Pues lo mismo ocurre en Internet.

c) Desconfía mucho de cualquier correo con ofertas que venga de dominios no oficiales, por ejemplo @com, @gmail.como @yahoo.com. Un correo que provenga del dominio de la web que quieres visitar es como una “firma” que sin ser una garantía al menos indica que la fuente del correo es posiblemente la que afirma ser.

 

4. Pasarelas de pago seguras. Algunas tiendas se apoyan en pasarelas de pago seguras como Verisign o Visa, y al pagar te redirigen a sitios que certifican que el pago se realiza de acuerdo con todas las garantías necesarias.

 

5. Páginas con encriptación o https. Son webs cuyo link comienza con un código “https” en lugar de “http”. Estas páginas estan encriptadas de tal manera que la información que envías debe llegar sólo a su destinatario.

 

6. Protege tu pin y contraseña. Nunca, proporciones tu pin o tu contraseña de Paypal a nadie por correo o en webs que no sean las oficiales (tu banco y tu web/pasarela de Paypal respectivamente).

7. Pide siempre condiciones de devolución. Recuerda que no vas a poder quejarte en la tienda de la esquina, tendrás que devolverlo en ocasiones incluso a otro país. En algunos casos el transporte es por cuenta del comprador, lo cual no es injusto si se te ha informado antes de esta política.

 

8. Guarda siempre un recibo/factura y revisa la garantía. En España existe una ley de garantías, que por ejemplo en el caso de los dispositivos electrónicos como teléfonos u ordenadores, cubre un plazo de dos años. Depende de dónde compres las condiciones pueden variar.

 

9. Revisa tu tarjeta y tu cuenta de vez en cuando. No está de más que revises tu estado de cuenta bancario semanalmente, y esto no es una recomendación sólo aplicable a tus compras online. A veces hay costos ocultos o estafas que te deducen en cantidades tan pequeñas que puedes estar meses sin enterarte. Recuerda que 15 días es el plazo más habitual para rechazar un cargo en tu tarjeta.

 

10. Limitaciones geográficas, gastos de envío, aranceles y comisiones: cuando entres en grandes sitios como Amazon, Ebay y otros, hay muchos sitios con limitaciones geográficas en la venta y entrega del producto. Revísalo antes de comprar un producto que no podrás recibir o de encontrarte con otros gastos inesperados.

 

Tip: Existen sustanciales diferencias en precios entre unas zonas y otras incluso entre las mismas tiendas debido al tipo de cambio o simplemente a políticas de precio diferentes. Cuando no puedas recibir un producto en tu país desde otra zona geográfica -normalmente Estados Unidos- puedes utilizar un PO Box o buzon virtual. Ellos te lo enviarán a un almacén en Estados Unidos, y desde ese almacén, una tercera empresa te lo puede reenviar a tu casa.

Los costos de envío suelen ser siempre claramente descritos, pero hay otros que suele ser más difíciles de comprobar. Por ejemplo, Paypal suele cobrar comisiones, y algunas empresas añaden un sobrecosto si pagas con ese mismo medio.

Apoyado de: http://managersmagazine.com

 

 

Eduardo Simó

Director

Domex Courier

1. Ten cuidado con a quién das tu tarjeta de crédito o tu cuenta bancaria:  la regla es muy sencilla, puedes comprar en Walmart o Carrefour o sitios incluso menos conocidos con todas las garantías. Pero si tienes que comprar en una tienda menos conocida es recomendable pasar al punto 2.

 

2. Medios de pago online: existen sitios y aplicaciones cuya única utilidad es realizar pagos de manera segura, interponiéndose entre tu tarjeta y el vendedor. Se trata de aplicaciones como Paypal o Moneybookers donde puedes transferir sólo el dinero que quieres destinar a uno o varios pagos y pagar directamente a través de ellos por una determinada comisión. La más extendida es Paypal, es una especie de monedero electrónico, y en el peor de los casos sólo podrías perder el importe que almacenes en ese monedero.

 

3. Ten cuidado con los falsos sitios oficiales: en ocasiones es complicado asegurarse de que realmente estás en la página oficial de un medio de pago o de una tienda online, ya que las falsificaciones son cada día más elaboradas. Sin embargo hay varios trucos.

a) Buscar en Google la tienda en la que deseas. Normalmente una tienda o página falsa no aparecerá en los primeros resultados.

b) Ten cuidado con los subdominios y dominios similares al original pero que no lo son. Por ejemplo, si sabes que la web de tu banco es bancocaribe.com.do pero eres redirigido a un dominio llamado bancocaribe.rd.com.do o bancocaribe05.com.do,no puedes confiar en estos últimos. Es evidente que unos jeans Gap no son unos Levi’s, ni una tele Simsun es una tele Samsung. Pues lo mismo ocurre en Internet.

c) Desconfía mucho de cualquier correo con ofertas que venga de dominios no oficiales, por ejemplo @com, @gmail.como @yahoo.com. Un correo que provenga del dominio de la web que quieres visitar es como una “firma” que sin ser una garantía al menos indica que la fuente del correo es posiblemente la que afirma ser.

 

4. Pasarelas de pago seguras. Algunas tiendas se apoyan en pasarelas de pago seguras como Verisign o Visa, y al pagar te redirigen a sitios que certifican que el pago se realiza de acuerdo con todas las garantías necesarias.

 

5. Páginas con encriptación o https. Son webs cuyo link comienza con un código “https” en lugar de “http”. Estas páginas estan encriptadas de tal manera que la información que envías debe llegar sólo a su destinatario.

 

6. Protege tu pin y contraseña. Nunca, proporciones tu pin o tu contraseña de Paypal a nadie por correo o en webs que no sean las oficiales (tu banco y tu web/pasarela de Paypal respectivamente).

7. Pide siempre condiciones de devolución. Recuerda que no vas a poder quejarte en la tienda de la esquina, tendrás que devolverlo en ocasiones incluso a otro país. En algunos casos el transporte es por cuenta del comprador, lo cual no es injusto si se te ha informado antes de esta política.

 

8. Guarda siempre un recibo/factura y revisa la garantía. En España existe una ley de garantías, que por ejemplo en el caso de los dispositivos electrónicos como teléfonos u ordenadores, cubre un plazo de dos años. Depende de dónde compres las condiciones pueden variar.

 

9. Revisa tu tarjeta y tu cuenta de vez en cuando. No está de más que revises tu estado de cuenta bancario semanalmente, y esto no es una recomendación sólo aplicable a tus compras online. A veces hay costos ocultos o estafas que te deducen en cantidades tan pequeñas que puedes estar meses sin enterarte. Recuerda que 15 días es el plazo más habitual para rechazar un cargo en tu tarjeta.

 

10. Limitaciones geográficas, gastos de envío, aranceles y comisiones: cuando entres en grandes sitios como Amazon, Ebay y otros, hay muchos sitios con limitaciones geográficas en la venta y entrega del producto. Revísalo antes de comprar un producto que no podrás recibir o de encontrarte con otros gastos inesperados.

 

Tip: Existen sustanciales diferencias en precios entre unas zonas y otras incluso entre las mismas tiendas debido al tipo de cambio o simplemente a políticas de precio diferentes. Cuando no puedas recibir un producto en tu país desde otra zona geográfica -normalmente Estados Unidos- puedes utilizar un PO Box o buzon virtual. Ellos te lo enviarán a un almacén en Estados Unidos, y desde ese almacén, una tercera empresa te lo puede reenviar a tu casa.

Los costos de envío suelen ser siempre claramente descritos, pero hay otros que suele ser más difíciles de comprobar. Por ejemplo, Paypal suele cobrar comisiones, y algunas empresas añaden un sobrecosto si pagas con ese mismo medio.

Apoyado de: http://managersmagazine.com

 

 

Eduardo Simó

Director

Domex Courier

Suscribete a nuestro Blog

Suscribete a nuestro Blog

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

You have Successfully Subscribed!